Wednesday, November 30, 2005

La Liga

Mientras escuchaba uno de los tantos conciertos de Ramones que amenizan mi existencia recibí la noticia, debo admitir que no sabía si revelar su existencia, por muchos años hemos permanecido en el anonimato, haciendo el bien, si aquello que a muchas personas en el planeta se les olvidó hacer, después de pedir permiso a mis colegas me permitieron escribir esta historia, real como mi existencia, mágica como mi vida. La Liga de Superhéroes Ocultos debía reunirse de inmediato para aclarar ciertas situaciones recurrentes que podrían atentar contra la integridad de nuestra institución. El lugar de reunión me pareció lejano, pero un superhéroe no mide distancias, así que a media noche me encontraba sobrevolando el Atlántico, con rumbo a España, específicamente a la ciudad de Valencia, Valentia Edetanorumen, según su nombre de fundación y a orillas del río Turia, lo que estaba por venir solo me podía pasar a mi, es que solo a mi.

A pesar de llegar bastante cansado al aeropuerto "Manises", con mis ojos irritados por la falta de sueño, de inmediato noté como el escudo de la ciudad tiene un vampiro colocado encima de la corona, y no, esta no es una historia de vampiros, es simplemente que más tarde descubriría que ese símbolo tiene una razón de ser, oculta para los habitantes de la ciudad, pero que trasciende los límites de lo humano y lo racional. Aproveché para invitar a salir a unas aeromozas de Iberia las cuales me miraron feo y se limitaron a pasar de largo, seguramente era mi olor después de las ocho horas de vuelo o simplemente que venían amargadas por haber tenido que pasar horas preciosas guindadas a treinta y siete mil pies de altura viendo su vida pasar.

Rumbo al lugar de reunión concilié el sueño en el taxi, en pocos minutos estaba parado al frente del Palau de la Generalitat, sitio donde nos encontraríamos para luego ir a un lugar secreto a conversar de la situación planteada. Reconocí de inmediato a todos los presentes, saludé a viejos amigos que tenía tiempo sin ver, solo una dama de aspecto sutil y ojos violeta escapaba de mi memoria, nunca había visto a esta superhéroe, al menos no en los últimos diez años. Pensativa y tranquila se fumaba un cigarrillo mientras bebía café, me le acerqué y le quité el cigarrillo de la boca diciéndole que se iba a morir antes de tiempo, la extraña mujer me miró y me dijo "sudaca, como te atreves?, cagado de la risa extendí mi mano y me presenté, la mujer sorprendida todavía porque le había quitado de la boca su tabaco extendió la mano y dijo "Halconewitz, Mar, para servirte", "coño que apellido te gastas galleguita" le dije, "no soy gallega para tu información, y mi apellido es mío y no tu problema". Empezamos mal y yo que solo quería salvarla del humo de la muerte.

Tosí por el aire cochino proveniente del cigarrillo, en ese momento un autobús nos recogió y yo para joder me le senté al lado a Halconewitz. Tratando de encender un nuevo cigarrillo le dije "si lo prendes me paro y me voy", la mujer dudó y guardó el mismo en la cajetilla, "por qué te sientas al lado mío?, dijo, "es acaso que te dedicas a perseguir a los fumadores?, sonriendo como siempre hago le dije "no, no, para nada, es solo que nunca te había visto, desde cuando estas en la Liga?. Mar procedió a explicar que realmente no pertenecía a la institución, simplemente era una abogada que habían seleccionado para guiarnos a nuestro lugar de reunión, un lugar secreto, dentro de la Facultad de Derecho de la universidad. Yo más calmado, pues no estaba lidiando con ninguna superhéroe, conversé un rato sin obtener otra respuesta que simples monosílabos propios de las mujeres cuando alguien las molesta.

A una cuadra de la universidad el autobús detuvo su marcha. Nos bajamos y la interesante Mar, quien hacía el papel de guía turística nos llevaba cual rebaño de corderos hacia una puerta oculta en la facultad. Una vez adentro nos condujo a un anfiteatro de aspecto gótico y que llevaba por nombre "Lonja de la Seda", sentados y cómodos nuestra guía dijo "todo suyo el salón, disfruten y bienvenidos a Valencia" desapareciendo por una puerta lateral. Nuestro líder dentro de la Liga tomó la palabra y procedió a explicar algunos aspectos que había que mejorar para poder llevar a cabo nuestra misión a cabalidad. Confieso que suponía que se trataba de algo más importante, pero a medida que el hombre habló me di cuenta que solamente era una de las típicas falsas alarmas para reunirnos y hablar pendejadas hasta el cansancio. Los superhéroes somos muy particulares y si no sentimos la imperiosa necesidad de hacer algo simplemente nos quedamos tranquilos, así pues me di cuenta que la nota alarmante no era más que una cortina de humo para convocar una reunión y poder ver a los viejos amigos.

Mientras todos jodíamos y echábamos los cuentos de nuestras aventuras apareció un viejo de aspecto siniestro por una puerta situada detrás del podio. Tomó el micrófono y dijo "finalmente los tengo aquí, a todos ustedes, super estúpidos, y no pienso dejarlos salir con vida de este recinto". En un primer momento pensé "coño hay que ser idiota para amenazar a veintiún superhéroes con esa vejez encima", por supuesto estaba equivocado, Mar apareció de golpe, esta vez llevaba un abrigo largo, de cuero, su peinado había cambiado y sus ojos reflejaban furia contenida. La dama gritó "jodidos anormales, hasta aquí llegaron" y activó con su mano la salida por los ductos del aire acondicionado de un humo de color verde que de inmediato nos lanzó en un profundo sueño, un sueño lleno de pesadillas aterrorizantes y en donde cada superhéroe soñaba con su peor miedo, el mío, pues todavía no pienso revelarlo, hay cosas que debo callar.

Desperté amarrado, el olor a cigarrillo me hizo abrir los ojos, subí la mirada y allí estaba Mar, fumando, escupiendo su humo transgresor hacia mi cara, con una leve sonrisa me propinó un derechazo a la barbilla, mi franela blanca nuevamente se salpicó de sangre, "a pequeño Policarpio" me dijo "esta vez llegarán a su fin". Noté como el mismo signo del vampiro en el escudo de la ciudad se encontraba estampado en la espalda del sobretodo que llevaba Mar, con el sabor de sangre en mi boca alcancé a preguntarle "y ese vampiro?, la dama se volteó y me dijo "joder sudaquita, tan guapo que eres pequeño, si no fueras superbobo iría contigo a donde quieras, y el vampiro es solo nuestro símbolo, el signo de la Mafia Valenciana, institución por demás legendaria y que se encarga de liquidar a imbéciles como tu".

Cerré mis ojos y mi vida pasó por mi mente, coño no podía morir así, amarrado, en un lugar lejano, a manos de unos desquiciados que ni sabía que existían. Nos trasladaron a la Iglesia de los Santos Juanes, el día, nueve de Octubre, la ciudad estaba de fiesta, eso facilitó el plan macabro de la mafia, todos de juerga, nadie notaría que sucedía allí. Adentro de la iglesia nos metieron en unos confesionarios, el viejo del anfiteatro volvió a aparecer y nos soltó un discurso acerca de cómo podríamos hacer el mundo nuestro si nos uníamos a su podrida sociedad. Nosotros atrapados y jodidos nos reímos al unísono, cualquier cosa antes de servir al mal, el viejo aplaudió y aparecieron unas damas vestidas iguales, cada superhéroe en un confesionario, con una dama, a solas, enfrentando una posible última batalla.

Arrodillado en el cajón de madera se abrió la rejilla que me separaba de mi confesor, Mar, sonriente comenzó a narrar situaciones de mi vida en donde mi mayor miedo había aflorado. Nada agradable encontrarse en esa situación, me concentraba para tratar de evitar escucharla pero su voz, su dulce voz me hacía perderme en las redes de mi miedo. "Por qué haces esto?, grité con voz desesperada, la fémina sin inmutarse continuó hablando sin parar, yo intenté persuadirla que lo que hacía estaba mal y que de alguna u otra forma pagaría por ello, ella hablaba, yo también, atento a los detalles logré ver que sus ojos ya no eran violeta sino verdes, la muchacha poco a poco dejaba de fomentar mi miedo y hablaba de su vida, de sus miedos, de cómo había sido reclutada en la facultad por el viejo loco para pertenecer a la mafia y que no le había quedado otra que unirse so pena de que su padre perdiera su trabajo, un trabajo secreto y bien pagado por demás. Allí me di cuenta que estas pobres damas estaban bajo los efectos de alguna hipnosis macabra que las hacía actuar a la merced del viejo psicópata, Mar iba y venía, sus ojos cambiaban de color, a veces me insultaba, a veces lloraba con dolor, le pedí que me desamarrara y finalmente lo hizo, una vez libre y usando mis técnicas de hablador de mierda logré convencerla de quedarse tranquila, con cautela salí del confesionario y le hice una seña a un amigo húngaro que se encontraba en el confesionario de al lado, arrastrándome por el frío piso de aquella iglesia me situé detrás del viejo, quien reía macabramente mientras se comía un bocadillo de jamón serrano, "jódanlos, jódanlos" gritaba poseído el viejo irreverente.

Me persigné y de brinco arranqué a correr, le metí un cabezazo en la espalda al viejo de mierda partiéndolo en dos, el anciano cayó al piso, agarré el bocadillo y le metí un mordisco, el viejo aún recuperándose y totalmente sorprendido trató de dispararme con una pistola de electricidad, yo solté el bocadillo el cual atrajo la carga eléctrica y se chamuscó al instante, con toda mi arrechara brinqué y le caí encima al viejo, esta vez creo que si le partí algo de verdad pues el vetusto personaje gimió y cerró los ojos con un gesto de dolor propio de las gárgolas heridas. Subí la mirada y de todos los confesionarios salían mis amigos superhéroes, muy bien acompañados por cierto, uno de ellos gritó "solo tu Policarpio, que haríamos sin ti la verdad", de inmediato salimos de aquella iglesia y nos dirigimos a la Estación de la Alameda, Mar caminaba a mi lado, temblaba de frío y de miedo, nos informó que los secuaces del viejo vendrían por nosotros, que había que escapar con rapidez.

Me quité mi franela blanca, se la dí a Mar, se la puso y el frío se esfumó, corriendo por las calles llenas de gente por las fiestas decidimos que era tiempo de separarnos para escapar con facilidad de aquella pesadilla, prometimos vernos pronto en otro lugar y cada superhéroe tomó su camino. Mar que se había tomado la confianza de agarrar mi mano me indicaba la ruta a seguir, de pronto divisó a dos secuaces del viejo que buscaban afanosamente entre la gente, una procesión a San Donís pasaba por allí, agarré una de las tablas de madera en donde el santo era cargado y poniendo acento español inventé que el mismo me había salvado de una gripe feroz y que estaba pagando una promesa.

Caminamos un buen rato, el santo pesaba como él solo, sudoroso y cansado ya no veía el momento de liberarme de aquel armatoste, sentí un pellizco en mi brazo, Mar casi me saca un tajo, los dos secuaces nos habían localizado, solté al santo que se cayó pal carajo, varias viejas me insultaban asegurándome que estaría empavado de por vida, corriendo entre la muchedumbre y con dos mafiosos atrás pensaba porque coño me tenían que pasar esas cosas a mi, porque no podía llevar una vida normal, en paz, sin peos gigantes, como cualquier otro ser humano. La persecución no duró mucho, los mafiosos nos capturaron y nos metieron en un carro negro. La figura del estadio "Mestalla" apareció ante mis ojos, a punta de patadas e insultos nos llevaron al campo de juego, en el medio campo el viejo en una camilla rodeado por cinco secuaces más nos esperaba.

"Imbéciles" nos dijo "sin poder alzar la cabeza y con una expresión de dolor del carajo", "liquídenlos" ordenó. Justo cuando los secuaces iban a sacar sus pistolas 20 hombres de distintas nacionalidades pero con un fin común nos rodearon, los monigotes asustados al ver aquello salieron corriendo dejando al viejo solo y escoñetado. Una voz gritó "Policarpio, te la debíamos" y desaparecieron de inmediato. Mis amigos me habían seguido y nos salvaron de una muerte segura. Mar trató de abrazarme, la quité con delicadeza y coloqué mi dedo índice en sus labios cuando trató de decir algo.

Unos minutos más tarde y en el Puerto de Gandía me subía a un barco que me llevaría de vuelta a Venezuela, si es que no me calaba ni una mirada más de las aeromozas de Iberia. Mar con ojos tristes nuevamente intentó decirme algo, la miré y le dije "sudaca será tu abuela Mar, y los superhéroes no estamos para estas mariqueras, sonreí, la besé fuertemente para que nunca pudiera olvidar y me perdí para siempre, y para los curiosos, efectivamente le dejé mi franela blanca…

35 comments:

DresdyandCecile said...

oh mi god.. escribes mas que yo..jajaja cada vez me sorprenden los refugiados y exiliados bloggeros interesantones.. que hay por ahi... me alegra que hayas llegado a visitar mi web.. me gusta lo que escribiste..
espero estar en contacto**

Blackwidow said...

No soy tan mala......lo demostraré,pequeño!!!!

ruidoDEtacones said...

"... la quité con delicadeza y coloqué mi dedo índice en sus labios cuando trató de decir algo."


lo del dedo indice me sobrecogió ...

y lo de:

"...la besé fuertemente para que nunca pudiera olvidar y me perdí para siempre..."

esto ya me desarmó...

jjajajjaj...bueno taconear por estos lares...

Saludos

Mila said...

Si Charlie García hubiese sido superhéroe, iría un poco más en tren...

En la foto estaba lista para atacar a la soledad despues de que me tomó la foto... pero no tuve mucho exito...

Beso en el ombligo

lua said...

Me tienes anonadada!!!
Qué manera de escribir y cuanta cantidad!!!
Qué comes para tener esa extensa facilidad?

Dark kisses

uranita said...

por eso yo prefiero la teletrasportacion... una nunca sabe quien va a ser el traidor... Saludos

Charol said...

hey! gracias por visitar mi blog
besos

Polly Harvey said...

Hola
No sé a qué te dediques pero tienes muuucho talento periodístico. He disfrutado mucho de tu crónica de la Liga, hasta me reí un poco. Me hiciste estar ahí. !Qué talentoso, Señor! Gracias por visitarme.
Saludos!!

Virginia Valle said...

Gracias por visitar mi blog :)... Yo tambien estare leyendo el tuyo. y es verdad tu manera de escribir es interesante ;)

cintya said...

muy buenooo!!!!... excelente!!!!!!!

Ambar said...

muy bueno....
es un gusto estar por acá!!!!!

MaReS said...

Hola! La verdad es que esta super interesante y creativo este escrito, me parece muy original. Gracias por pasar por mi pagina, yo no dejare de pasar por la tuya. Saludos desde Puerto Rico
Mares

Julio César said...

Hubo reunión de la liga de superhéroes¿¿!! y por que nadie me avisó? ja ja ja. Muy buen show, carnalito, muy bueno. Salu2!

Kix said...

¿Y el sabor de cigarro en la boca ya no le importó?

:-)

Hueso said...

No se de donde sacas esas locuras...una sla critica, no caigas en elugar común, tienes demasiada imaginacion pa utilizar situacione sy frases tipo, ya po, sorprendete.

un beso


oye...shhh medio larguito el texto, piensa en aquellos que queremos leerte pero no tenemos tiempo.

Alezita said...

Hola: gracias por visitarme y me encanto tu historia, es sorprendente!!

Gugú said...

merci pour la buena onda!

interesting blog you have going here...

saluditos!

la witch said...

Y no le dijiste...Siempre nos quedará Valencia...

YO MISMA said...

gracias, que amoroso

escribes muy bien, nos estamos leyendo

bye

jo rivera said...

gracias por la visita y el comentario. en el tuyo, necesito tiempo para perderme. y ten por seguro que me lo voy a tomar. regreso pronto.

felicienta said...

::.. Hola, uyyyyyy pareciera que cada vez que entro la escritura se hace mas intensa pero no por ello menos entretenida y valiosa ..::

__________ un abrazo.

Claudia said...

Gracias por leer mi blog, yo ya te agregué a mis favoritos... Saludos

J. Colon-Bilbraut said...

Gracias por la visita. Abogado,hispaonoparlante y en Arlington, Virginia, me pica la curiosidad.

Vengo mañana a ver si me cuentas. Estoy muy vaga para buscar en tus archivos.

Cheers,

Freyja said...

gracias por tus saludos en el blog Lagrimas en la luna
cuando quieras puedes pasar
te dejo un abrazo grande y que estes bien

besos y sueños

Maria Isabel said...

Wow, Me siento muy identificada con la MAR impresionate algunos dias fumo como loca, siempre hablo sin parar, los ojos usualmente me cambian de colores (gracias a los contacs ;P )paso de la alegria a la rabia y de la risa al llanto en un santiamen y si hay luna llena peor jajaja y creo que algun viejo loco me hipnotizo para que me quedara a vivir lejos de mi Venezuela....wow ademas del parecido con mi nombre...sera q todo parecido con la realidad es pura considencia??

chesa said...

Veo que tienes mucha facilidad para escribir, me encantó lo que escribiste.
Saluditos.

Antagónica said...

Excelente escrito, me ha enganchado, no solo por lo excelentemente redactado y pensado, mas porque me diste por mi punto debil, España, la mitad de mi ser. Ciertamente España embruja y nos hace soñar, pero eso si, las azafatas de Iberia estan medio feitas como para invitarlas a salir, jejejejeje!

Saludos!

Steinberg said...

Muy divertidas tus aventuras!!!
Y muy de macho latino...

Steinberg

Lorena Sáez said...

Tienes talento, aunque estaba un tanto extenso, pero a veces es simpático poder meterse en este tipo de historias, como las de la Liga.
Slau2, te leo.

Pablo said...

Sr. Dino, por favor, sea un poco más piadoso con los lectores que robamos tiempo del trabajo para la ardua lectura de blogs, y háhase un post mas acotado, ¿si?

era_seunavez said...

Hola, apoyo la idea de que tienes talento periodístico, sólo que no lo carges tanto, jajaja. Gracias por visitar mi espacio, espero siguamos leyendo nuestras historias.

P.D: Veo que te gusta viajar, ya somos dos...

Mariana said...

Siempre me han gustado las historias de super héroes, no pensé que uno de ellos visitara mi blog; gracias a esa visita, he conocido el tuyo.
Ah que muchacho tan talentoso pues! y además... super héroe.
Que tengas buen día.

Ceshire_andromeda said...

No la franela blanca!!!!!!!! Que capaz que se la pone de capa cuando vuelva a sus andanzas.

Me gustó mucho este capítulo.
Un beso.

Rochillíto said...

Me tomó dos días leer tu texto por las múltiples interrupciones, así que mi jefe debería darte las gracias,ya que para poder volver rápido a ti, pues me tuve que apurar en todo.

No quise leerlo de rapidito porque me gusta disfrutar los pequeños detalles en los que reparas.

¡Súper estúpidos!, buenísima.

Cleo said...

Otro escrito interesante, y logras mantener mi atención en todas tus lineas a pesar de lo extenso, eso no lo logra todo...
Bien por tí...
Te sigo leyendo :d