Tuesday, September 20, 2005

Extracto del libro "Boutros Josep Levallier Pires"

Boutros era un muchachito fastidioso, retrechero, de esos que provoca guindar, uno de esos que cuando pequeño provocaba comérselo pero que luego sus padres se arrepentían de no habérselo comido de verdad, entre sus malacrianzas para molestar al planeta solo hablaba en francés y solamente salía a la calle acompañado de su "cargadora", la Negra Belén.

En la Caracas antigua y entre los integrantes de la sociedad se celebraba el "Día de Brujas" así cuenta la historia que cuando le preguntaron a Boutros de que se quería disfrazar contestó "Je veux être le diable ainsi je peux mortifier tous les petits gosses en partie", "Yo quiero ser el diablo para poder mortificar a todos los niñitos en la fiesta".

Así la Negra Belén vistió a Boutros y se lo llevó caminando a lo largo de las casas para buscar caramelos antes de llegar a la fiesta, en la primera casa Boutros tocó la puerta y salió una amable señora, Boutros dijo "tour ou festin?" truco o chuchería? a lo que la señora contestó "hay que lindo el niñito Levallier habla en francés, bueno mijo chucherías" y le depositó en su bolsita un chocolate Savoy y dos torontos. Boutros miró hacia adentro de la bolsa y dijo "cette vieille dame pense que je suis un idiot que je veux les timbres et l'argent" "esta vieja piensa que yo soy idiota?, yo lo que quiero son estampillas y dinero" y siguió su camino.

Llegaron así a la segunda casa en donde abrió la puerta un señor muy elegante, Boutros dijo "tour ou festin?" y el señor respondió "chucherías para el niño" y procedió a introducir tres chupetas y unas almendras en la bolsita, Boutros replicó "les personnes imbéciles, ceci donneront des cavités et le comment la morsure de I mes frères et soeurs ?", "gente imbécil, esto me va a dar caries y después como muerdo a mis hermanos?"

En la tercera casa abrió una familia entera y regalaron a Boutros unas conservas de coco, Boutros dijo "ce qui un pitty il est ridicule ce que vos parents vous incitent à intervenir habillé comme un idiot", "que riñones, dulce de niño pobre, las cosas que uno tiene que aguantar por que los padres de uno lo visten de idiota".

Así Boutros y Belén siguieron su camino hasta llegar a una cuarta casa en donde abrió la puerta un señor con un extraño olor, Boutros dijo "tour ou festin?" y el señor respondió "festin" en perfecto francés, y comenzó a echar unos trocitos de carbón con olor a azufre en la bolsita de Boutros, Boutros gritó "êtes vous fou ?, vous allez ruiner ma sucrerie et mon sac", "usted está loco?, me va a arruinar mi bolsa y mis caramelos" y el señor muy tranquilo dijo "c'est le gosse corrompu par idée, ne pas égaliser le diable peut vous tenir" "esa es la idea niño malcriado no ves que ni el propio Diablo te puede soportar" e inmediatamente comenzaron a salir llamas de todos lados. Boutros al sentir el calor y ver que los cachitos del disfraz se derretían y que la pobre Negra Belén rezaba en Arameo comenzó a pedir a gritos ayuda en perfecto español, "sálvenme, sálvenme, donde está Queremel cuando mas lo necesito?, ay que calor, me quemo, me quemo, pero mire señor Diablo si estos torontos son deliciosos y dígame esa conservita de coco que me encanta". Mientras tanto el Diablo enfurecido simplemente reía al ver como el disfraz de Boutros se desintegraba a la vez que medio Santa Eduvigis estaba prendido en llamas.

Finalmente y gracias a la astucia de la Negra Belén lograron salir corriendo para llegar sanos y salvos a Palacio, allí nadie entendía porque media urbanización se estaba quemando y al ver a Boutros con los cachos derretidos y con ese olor a azufre comenzaron a gritar despavoridos, "hay no puede ser, Boutros, que te pasó?, te quemastes?, ay no que desastre, quien te hizo esto?".

Ya en calma y acostado en su camita Boutros miraba el disfraz arruinado y se dijo a si mismo "pas égalisez le diable peut me tenir, ceci doit être mon défaut de parents, quoi qu'il en soit il n'importe pas maintenant je savent ce que je veux étudier quand je grandis, je veux être un avocat et je jure que je poursuivrai le diable et il devrai payer mon costume ruiné", "ni el Diablo me puede aguantar, esto seguramente es culpa de mis Padres, pero bueno no importa ahora ya sé lo que voy a estudiar cuando crezca, voy a ser abogado y hoy juro sobre estos cachitos derretidos que al graduarme demandaré al diablo para que me devuelva los reales del disfraz" y se acostó a dormir....

1 comment:

metaforica said...

Me encantan tus textos...sigue escribiendo