Wednesday, September 21, 2005

Oro Negro

Conciencia y Razón nacieron el mismo día, eran un parejita de morochos maracuchos, su mamá los llamó así por que mientras daba a luz a los infantes se mantuvo en un estado precario en el cual perdía la conciencia y recuperaba la razón, Olegaria escuchaba a los médicos gritar, "está perdiendo la conciencia, no no, ya está recuperando la razón, dale oxígeno que pierde la conciencia, tranquilo que ya recupera la razón". La mujer ya más recuperada vió a los pequeñuelos por primera vez y de inmediato pensando que los médicos al hablar de conciencia y razón se referían a los infantes los bautizó Conciencia Josefina y Razón Antonio Rincón Quiroz.

Vamos a estar claros quien en su sano juicio puede crecer siendo normal llamándose Conciencia y Razón, simplemente no es humanamente posible, los muchachitos siempre fueron fastidiados en el Liceo, dame la razón decían algunos, se perdió la conciencia, cada vez que la maestra preguntaba quien tiene la razón?, todos miraban al pobre Razón Antonio y decían a coro ahí está sentada, la pobre Conciencia Josefina nunca tuvo un novio, pues todos decían "vergación primo, andar con la conciencia, ni de verga, quien se quiere portar mal con la conciencia".

Cansados de tantas burlas por parte de la sociedad marabina el par de maracuchines se dedicaron a sola una tarea, estudiar, así es se graduaron de ingenieros en la LUZ, realizaron varios postgrados en el exterior en petróleos en MIT y en Georgia Institute of Technology y finalmente regresaron a Maracaibo para llevar a cabo el plan que habían tramado durante años. Conciencia y Razón eran ahora empleados de la Petrolera Estatal y poco a poco escalaron posiciones hasta que se encontraron en el punto donde el oro negro dependía de sus habilidades.

Los morochos se unieron en la empresa a Colisión Urdaneta quien igualmente había sufrido el maltrato de la sociedad por el nombre que le había sido dado por sus padres pues el día que nació hubo un choque gigante en el puente sobre el lago y el padre llegó tarde al parto por la cola que se había formado, al llegar a la maternidad su esposa dijo "vos llegaistes tarde al nacimiento de tu hijo" y el padre contestٕó "es que hubo tremenda colisión en el venerable puente", la madre inmediatamente dijo "a ya entiendo, entonces el muchachito se llamará Colisión".

El trío "dinero" como eran conocidos por sus habilidades para aprovechar al 100% la extracción, manufactura y venta del preciado crudo eran simplemente la base de la industria, sin ellos nada funcionaba y así pudieron preparar poco a poco el golpe maestro.

Una mañana de un 14 de Febrero, el trío "dinero" salió tranquilo a trabajar, al sentarse en sus puestos de trabajo y a la hora indicada pusieron en marcha el plan conocido como "Fuego al Petróleo". En cuestión de 10 minutos todas las refinerías, patios de tanques, terminales petroleros, plantas de gas, termoeléctricas, hidroeléctricas, de compresión de gas y distribución de productos estallaron. El carajazo se escuchó en varios sitios del planeta incluyendo Ushuaia, Madagascar y Toronto, no conformes con eso el trío "dinero" prendió fuego a todos los yacimientos petrolíferos conocidos y hasta algunos que solo ellos conocían su existencia.

Muy calmados, se fueron al aeropuerto internacional de la Chinita en medio del caos reinante en toda la geografía venezolana, se montaron en una avionetica alquilada y se fueron a Miami, haciendo una escala en las Islas Caimán para disfrutar del sol por unas horas. A lo largo del territorio nacional varias teorías se manejaban ante tal desastre, invasión de los americanos, movimientos telúricos, golpe de estado planeado por CAP, ineptitud por parte de la nueva PDVSA y cuanta tontería se les pudo ocurrir a todos los habitantes de la "Pequeña Venecia". Finalmente y después de varios meses y con la ayuda de varias naciones extranjeras el fuego fue finalmente extinguido sin nunca poder determinar el causante de todo aquello.

Al día siguiente los venezolanos salieron a trabajar…

6 comments:

Nostalgia said...

qué bueno tu cuento!
tuve un amigo de Maracaibo de nombre peculiar. La mamá quería ponerle el nombre del abuelo Telésforo y el papá se equivocó en la jefatura y le puso Teléfono.

p.d. vivo a dos horas de Arlington.

La Gata Francia said...

Me he reído mucho con este cuento. Quizás alguien copie la idea, uno nunca sabe.

Jag S. said...

Mi abuelo era Telésforo, pero lo llamábamos por teléfono. Quién sabe si el teléfono es mi primo?

metaforica said...

Tienes un verdadero repertorio de cuentos, y muy interesantes.. eres mi cuentero favorito

DINOBAT said...

Bueno me alegra que les agraden los cuentos...

Alexandra. said...

jajajajajaj que buenosssss!