Thursday, September 08, 2005

Volver a lo básico

Hace mucho tiempo que dejé lo básico atrás y aunque otros filósofos extraterrestres también han teorizado sobre este tema ninguno me ha dado una razón convincente para explicar mi vida antes y después de las mujeres. Mi vida pasada era básica, mi nueva vida es compleja.

Parece mentira pero después de aquel día en que besé a la Pingata en el Gran Casino las cosas nunca fueron iguales, a pesar de que me siguen quitando el sueño el baseball, los aviones, mi Maestro Soren Kierkegaard o un conciertico de Ramones nunca más regresé a lo básico.

Me sigue gustando el chocolate sí pero nunca me supieron igual, no es lo mismo comerse un chocolate sabiendo que las cosas "van bien" que comérselo con un guayabo más grande que la deuda externa venezolana, por supuesto habrá el que diga que saben distinto pero que cada uno tiene su aroma particular que deja un sabor clásico a cada experiencia de la vida, pues claro todo depende del cristal con que se mire yo simplemente el día que descubrí que entre hombres y mujeres no hay amistad se acabó lo básico en mi existencia.

Lo confieso he tratado de volver a lo básico pero La Malévola estará siempre presente, ahora bien nadie se ha muerto de eso, no hay casos conocidos de muerte por Malévola, salvo uno que otro viejito que no aguantó la soledad después de pasar muchos años sin vivir en el mundo de lo básico, el tiempo se lo lleva todo, si puede quedar uno que otro recuerdo por ahí que a veces viene o vá pero a la hora del té todos siguen con sus vidas pues aquí se va para adelante.

He conocido mucha gente, gente que fué básica y ya no lo es, he conocido los que luchan por volver a lo básico, he conocido los que lo básico nunca les importó y otros que simplemente nunca conocieron lo básico, tuve la oportunidad de disfrutar con mis pocos amigos de un vaso del líquido del mal cuando éramos básicos, también lo he disfrutado ahora que no somos tan básicos y al mirarlos a los ojos puedo ver como su existencia también cambió una vez que experimentaron los frutos de La Malévola, estoy seguro que a ellos también les sabe distinto...

2 comments:

Guergana Tzatchkov said...

hola.

susana said...

Culpas al amor?