Wednesday, October 05, 2005

Miedo

Se despertó a media noche, asustado, sudando, con el corazón latiendo rapidamente y todas las cobijas regadas por el piso, bebió un sorbo de agua del vasito que siempre se llevaba a la cama, y se puso en pie, caminó hacia la sala y se sentó en una silla, que me está pasando se preguntó, esto no es normal, coño estoy sudando, temblando, tengo frío, calor, y mis párpados palpitan, ay coño la pelona me persigue, ahora sí, ha llegado mi hora, carajo y no me confesé, pal' infierno voy a ir, ay coño no, ese candelero, y a llenar tobos de carbón, no no, que es esto?, ay coño me muero.

Todavía delirando en las horas vírgenes de la madrugada seguía sentado allí, carajo y nunca le dije que la amaba, coño y el cachorrito aquel que le dí una patada y rodó por un barranco, ay coño, y la señora si si la viejita en el banco, la que no dejé que se adelantara en la cola, y cuando me robé dos empanadas en el colegio, ay coño, me duele el costado, siento puyas en la cabeza, coño estoy todo jodido, ay carajo tengo las uñas de los pies moradas, coño coño tengo algo en el pecho que me late, ay ay ay, ahora si, me jodí, de esta no salgo, hay carajo tengo cinco dedos en cada mano, ay no, cinco, coño, estoy jodido.

A la mañana siguiente con cara de cansado y unas ojeras que le llegaban a la barbilla se montó en el carro y se embaló al hospital, se llevó a unos viejos que venían entrando en la emergencia y se tiró en el piso gritando, me muero, me muero, de inmediato enfermeras y médicos saltaron al rescate de este pobre individuo que desesperadamente pedía ayuda mientras decía "ay coño, me muero, y nunca me lancé en paracaídas, ay no, nunca besé a Virginia Elena, coño no!!!!!!!!!!, señor que le pasa? preguntó un médico, "ay no se, me muero, me duele todo, no se, ay ay ay". De inmediato lo llevaron a un cubículo y empezaron a examinarlo, en medio del caos el paciente le dijo a uno de los médicos, mire yo se que estoy jodido, pero no me diga que tengo, después que me hayan hecho los exámenes pasemenlo por escrito, yo no podría aguantar, ay coño, tengo algo duro en el medio del pecho, ay ay, tranquilícese señor decían médicos y enfermeras sin saber como dominar a esta bestia enfurecida, finalmente y después que el paciente había rasgado la bata de una de las enfermeras dejándola semi-desnuda en frente de todos los presentes le administraron un Doricum intravenoso y el paciente se durmió.

Cuando despertó tenía enfrente a un médico que le dijo "buenas señor Santana, como se encuentra?, yo?, muriéndome, no me ve?, ay me muero, mire le dijo el doctor, cálmese, le vamos a practicar todo tipo de exámenes para determinar que puede estar mal en su organismo, y no se preocupe que le vamos a tratar con la máxima profesionalidad y dedicación, ay que miedo gritó y con la misma agarró al doctor por las bolas, el médico se liberó lo más rápido que pudo y salió cojeando de la habitación y con cara de bolas exprimidas.

Entró una doctora muy arreglada y le dijo al señor Santana "Que tal, soy la doctora Sánchez, cardiólogo, y bueno vamos a comenzar por revisarle su corazoncito, así que cálmese y relájese que nada va a pasar, "ay coño ahora si, el corazón, yo lo sabía, ay ay ay", mire cálmese señor Santana, no le va a pasar nada, la elegante doctora procedió colocar los aparatos y realizar los tests necesarios al finalizar se despidió y cumpliendo la petición del paciente no dio ningún diagnóstico.

Seguidamente entró una muchacha y procedió a tomar muestras de sangre, Santana gritaba "ay carajo, sangre, me voy a desangrar, ay no, sálvenme", con la ayuda de cuatro enfermeros lo agarraron y tomaron las muestras de sangre y se retiraron al laboratorio para realizar las pruebas necesarias.

Entró un doctor serio y cara de culo, yo soy el neurólogo y vamos a hacerle una tomografía a ver como esta andando su disco duro, "ay ay ay, el cerebro, eso es, ahí esta la clave, estoy jodido, me muero gritaba Santana a todo gañote, finalmente le llevaron y le metieron en la máquina diabólica para ver en que estado se encontraba su cerebro. Adentro Santana se movía inquieto teniendo que repetir el técnico la operación en varias oportunidades, a todas estas pensaba, "el cerebro, listo, estoy listo, coño me habrá perdonado aquel carajito que tenía el disfraz del Zorro con la Z al revés y lo jodí hasta que se puso a llorar, ay ay ay, me muero."

Una pequeña y arreglada mujer entró al cuarto, buenas buenas señor Santana dijo, soy la psiquiatra, solo le voy a hacer tres preguntas y luego lo dejo tranquilo, a ver, a usted le gustan las manzanas o las peras?, "ay coño me muero, las manzanas, me muero, ay ay ay", ok, dígame usted que prefiere el día o la noche?, "el día, en la noche ay ay ay muero, me muero", aja, usted besa el labio de arriba o el de abajo?, "ay me muero, y usted me jode con estas preguntas?, me muero, me muero, pero beso el de arriba, ay ay ay, sálvenme!!!!!!!!!

Finalmente entró un médico que se presentó como el jefe del hospital, le dijo al señor Santana que podía irse a su casa y que allí tendría una carta con los resultados, estrechó la mano de Santana y le deseó buena suerte, "ay ay buena suerte, de bolas estoy escoñetado, buena suerte ay no, eso es lo que voy a necesitar, ay ay ay, me muero."

Santana llegó a su casa, se bajó del carro, y camino lentamente hacia la puerta, abrió el buzón y miró con terror la carta del hospital, "ay me estoy muriendo, lo sé, ay ay ay, que dolor." Con cuidado se sentó en una silla y abrió el sobre, adentro había una carta muy simple, sin muchas explicaciones, Santana leyó en voz alta,

Caracas, 29 de Octubre de 2005


Estimado Sr. Santana:

Después de examinarle cuidadosamente la Junta de Médicos de este hospital ha llegado a un diagnóstico final en su caso.

USTED LO QUE TIENE SON GANAS DE JODER!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Atentamente,


Los Médicos

1 comment:

edith23 said...

Hola !!!

Soy Angelkiller de predicado, muchas gracias por pasar por mis escritos, y dejarme la direccion de tu blog. tus escritos tambien son muy interesantes.
Nos seguimos viendo Bye