Tuesday, December 20, 2005

Sombras

Sombras, eso es lo que recuerdo, un puñado de sombras amenazadoras en todos lados. Mi cuerpo ceñido a la cobija, el sudor corriendo por mi cuello, las manos apretadas buscando extenderse, el ruido del viento rozando mis oídos, el reflejo del día clavado en mi mente. Miedo eso es lo que recuerdo, una dosis de miedo extenuante. Mis ojos surcando el oscuro cuadrado, la ventana a mi lado que en vez de protegerme, solía mirarme. Ruidos diversos, la respiración de mi hermano, en su sueño profundo, la mesa de noche, la puerta cerrada, la figura de un árbol, amable de día, dantesco en la noche.

Tenía sed, de eso puedo estar seguro, el camino inclemente de mi cuarto a la cocina era una odisea infranqueable para mi asustadizo ser. Mi boca reseca, mi garganta gritando, mi mente jugando con sueños de niño, abriendo un hueco, aun más adentro. Un vaso de agua hubiera solucionado todo aquello, como había podido olvidarlo, mi rutina casi obsesiva de llevarme el líquido preciado para calmar mi andar, mi andar en la noche, en ese momento desconocido, de tiempo parado, más bien detenido.

Conciliar el sueño era casi imposible, temores radiantes de ondas constantes. Mis padres ajenos a mi trampa mortífera descansaban placidamente, es más creo hasta escuchaba sus risas. De un lado a otro mi cuerpo intentaba, buscar posición para enfrentar a la nada, prender una luz, feliz solución, regaño seguro. Buscaba razones más fuertes que yo, para bajar de la cama y lanzarme al abismo, no se nace aprendido, quien iba a saber, la sed me agobiaba, y yo me aferraba con dureza a la cama, contar ovejitas, que risa me da, pareces una niñita parecía escuchar decir a mis padres, vencer lo no visto más fuerte te hará.

Tomé mi china, en aquel entonces no sabía yo quien era. La apreté con fuerza en mi mano bañada en sudor, de un brinco al suelo, la alfombra muy fría sintieron mis pies. Miré a todos lados buscando razón, la noche es noche y no pide perdón, al sentir su presencia mi alma tembló, sus ojos brillaban con gran resplandor, peludo y rechoncho, con cara de malo, me atacó sin piedad haciendo uso del arma letal, un momento de oscuridad. Sin mucho pensarlo disparé mi china, golpe certero a la frente, algunas plumillas volaron cansadas, el pecho al suelo, subí la mirada, el monstruo no estaba, sentí un consuelo.

De pie salí de mi cuarto, el pequeño estar guardaba un secreto, allí descansaba sutil y parada. La vi de reojo, cual guardia de plomo, aún apagada causaba estragos, prendió una pequeña luz pero no le di chance, disparé sin mediar palabras en un solo instante. Sentí el crujir de mi infalible garbanzo, sus huesos frágiles se partieron con el impacto. Acto seguido enfilé hacia el pasillo, largo corredor de buenos recuerdos, fotos pasadas adornaban sus paredes, mi vista centrada en el mismo destino, un paso, dos pasos, divisé un movimiento sin lugar a dudas la noche y sus cuentos.

Sigiloso caminé por la milla gloriosa, asustado pues aquel movimiento mi corazón paralizó. Saliendo del baño su sombra asechaba, mi china conmigo y siempre preparada. Mi sed era mucha, mi miedo mayor, el camino es largo y solo es peor. Sin mucho pensar disparé violentamente, un leve chillido sonó estridente, algunas palabras en un idioma extraño logré escuchar, sin lugar a dudas un monstruo menos al cual enfrentar. De nuevo al piso, pues nunca se sabe si un monstruo vengativo habita en tu casa, pasados los ruidos y despejado el camino seguí mi destino, y pensar pasar todo esto por un simple olvido.

A un lado miré y allí muy tranquilos esperaban por mi, cuatro círculos, ojos más bien, brillando en la noche, placidamente descansaban en el aire, flotando, levitando. El miedo hizo mella y pensé en regresar, pero en la mitad de la nada no podía gritar, cansado y sudando libré otra batalla en mi guerra nocturna. Chinazo al primero, chinazo al segundo, un ruido muy seco sonó un segundo, tercer garbanzo surcando el tiempo, y el cuarto caía a manos mías en un dos por tres. Mi mano metí en la bolsita plástica donde llevaba mis garbanzos, conté con cuidado mis municiones, todavía llevaba esperanza circular, el agua esperaba a mi dulce paladar.

Bajé la escalera difusa y confusa, mi casa es así, por supuesto que yo no la construí. Sorpresa mayor, un ruido macabro, el amo del tiempo tocó su sonido, un monstruo erguido de números redondos, flechas apuntando con sentido las horas. La mirada coloqué sobre mis pies, pensé que eso era todo y que perdería otra vez. Busqué en lo más profundo de mi ser, una razón para seguir, para combatir y no dejarme morir. Chinazo al reflejo, directo al centro, sonidos extraños, el monstruo está muerto.

Poco a poco me acercaba a mi precioso tesoro. Sin sombra no hay luz, pensé aquel día, unos pasos más y divisé la jarra con agua. Llené el vaso que había olvidado, bebí de inmediato, sin miedo aparente, lo volví a llenar para poder escapar, a mi cuarto, al calor de mi cobija, a sudar nuevamente y esperar por el día. El vaso en una mano, la china en la otra, en la mano de la china una botella de Coca Cola, es que no podía faltar, cerré mis ojos y corrí sin parar, no soy vampiro, ni tengo radar, no se como hice, quizás la memoria, quizás solo suerte, o el principio de muchas historias.

Mi andar fue preciso, apenas tocando el piso, soñé con hazañas, peleas libradas, en un minuto se entiende la nada, de noche y muy solo acepté mi misión, comprobé que la vida se vive un momento, un salto, un brinco, el tiempo paré. Al entrar a mi cuarto otro monstruo enfrenté, el vaso de agua cayó hacia el piso, sentado en mi cama estaba el condenado, felpudo animal, furioso y rabioso, no pude pensar, chinazo inmediato lo voló de mi cama, mi hermano un ojo abrió en su sueño, me vio de reojo, de nuevo a lo suyo.

Sentado en mi cama tomaba la Coca Cola, orgulloso de haber logrado la hazaña aunque el vaso de agua había terminado el piso. Había cruzado mi casa de lado a lado, como un hombre consagrado, los clásicos monstruos había vencido, hoy en día aún no los olvido. El sueño finalmente hizo de las suyas, me entregué en sus brazos, rendido y cansado, soñé con mi vida, soñé con el todo, soñé con la nada, sin lugar a dudas mi vida empezaba.

A la mañana siguiente desperté algo tarde, no había colegio, ni nada que hacer. Me estiré y agradecí que la luz del día se había apoderado nuevamente de mi existencia, salí de mi cuarto buscando razones, la cara de mis padres detuvo mi andar. Me hicieron una seña, “Policarpio, ven aquí” dijo, mi padre en tono fuerte, en la cama de ellos vi dos peluches, destrozados, llenos de plumas, sin vida y desechos, un Mickey Mouse, un Pato Donald, igualmente cuatro platos de la vajilla del matrimonio de mis padres hechos añicos, el reloj de la escalera se adornaba de resortes y sus agujas estaban dobladas, la aspiradora acusaba el dolor de un garbanzo duro, el plástico retorcido, el sucio en la alfombra. Reconozco que no pude contener la risa al ver a mi tío con un ojo morado, el era la sombra que salía del baño, muy mal encarado me miraba esperando que pidiera disculpas, yo por mi parte sudaba de nuevo.

“Bueno, pues este año, no hay regalos de cumpleaños” dijo mi madre, “el dinero que estaba destinado para eso se usará en reparar las cosas rotas”. Aquello me dolió en el fondo de mi alma, yo solo combatía en una noche de terror con monstruos de las sombras, pero como explicarle eso a tres adultos que no podían saber de mis miedos de niño. Mi hazaña se había vuelto una cagada en un segundo, perdí mis regalos, mis padres molestos, mi tío encabronado, quien lo hubiera pensado.

Cuando se tienen nueve años hay cosas que no se comprenden, simplemente hay que dejarlas seguir, después de todo batallar con monstruos inocuos y sombras de fantasía es parte de la niñez, al menos de la mía. Mi cumpleaños llegó, apagué las velas sin un solo regalo, mi padre me llamó cuando todos se habían ido, sacó de una caja un bello cachorro. Algunas palabras dijo, la verdad no recuerdo, los niños son niños y ciertas lecciones deben aprender. Mi padre entendió que aquel canino me acompañaría y me daría confianza para superar ciertos miedos, hoy miro atrás y entiendo su línea de pensamiento, confieso que en aquel momento no lo entendí, pero igual seguí.

De noche de nuevo y con sed palpitante, esta vez “Alerón” pequeño y brincón a mi lado recorrió el camino hacia la cocina. No iba por agua, simplemente a tocar la nevera para como prueba auto-impuesta, llegué a la misma, la abrí de par en par, no resistí la tentación, saqué una Coca Cola y comencé a tomar, le di un poco a “Alerón”, caminé hasta mi cuarto y de nuevo a soñar...

74 comments:

greecyss said...

Me encantó!!!
Me hizo recordar un cuento llamado "Gustavo y los miedos" maravilloso que uso mucho en unos talleres de prevencion del abuso sexual con chiquitines.

Ah, como lo disfruté! es una linda sorpresa este blog. Saludos y espero verte de nuevo por mi blog!

Saludos desde mx

: : SEGMENTO said...

vaya relato. Excelente.
Te leo.
Saludos.

La Revolución de las Costillas said...

Feliz Navidad!!

Gracias por tu visita. Me gustó tu relato.

koalitta said...

Qué lindo escribes!...y tú leiste el mío??? El viaje..qué te pareció?

Saludos, gracias por la visita...
see u

XK said...

Aqui pasando a saludar, me estoy dando un tiempo para leerte.

Saludos.

Mila said...

=D

prestame tu china a ver si me devuelven mi botella de cloro, porfis

Ixchel said...

Hola! vine a darme un salto por acá.... tengo mucha tarea, quiero leer todas tus historias...para entonces sí comentarlas como es debido... mientras tanto te mando un gran saludo y te deseo felices fiestas!

Freyja said...

Que el espíritu de Navidad despierte en cada uno de uno nosotros lo mejor de cada ser humano.....AMOR....PAZ...
Navidad es dar amor, regalar una sonrisa,
ir despacio ante la prisa, consolar en el dolor...

solo un mensaje de Navidad...que Jesús vuelva a nacer en el corazón, que el mundo se llene de amor, paz y libertad, un abrazo grande
Que el amor invada tantos corazones solitarios...
que tengas una bellas fiestas y un abrazo grande

besos y sueños

Shanika said...

Me ha encantado... y especialmente la actitud de tu padre... menuda lección!
UN saludo ;)

fgiucich said...

Felices fiestas!!!
http://clarasofia.blogspot.com

cintya said...

MARAVILLOSO!!!!
perdon por el atraso de mi mensaje, pero estaba estudiando para dar un final...
FELICES FIESTAS!!! besos

Atcharya said...

Que tierno Poicarpito con pesadillas. Yo cuando niña veía duendes y cosas raras. Mis espeluznas noches fueron difuminandose a medida que crecía, ya no veo esos duendes, por cierto...

Que pasó con cachorito?, envejeció y murió?, me imagino debe haber sido muy triste para el aquel tierno y pequeñito Policarpio

Poli, que tengas una preciosa navidad junto a tus seres queridos, a los que están cerca y lejos también.

Te envio un caluroso abrazo abrazo a la distancia

almena said...

qué precioso el relato!
Sin duda, un cachorrito que acompaña a un niño, forma con él una complicidad que hará sentir seguros a ambos.

un beso y FELIZ NAVIDAD

la witch said...

Y la culpa de todo esto no la tendrá tanta Coca Cola??????
Si es así gracias a la Coca Cola por la contrubución a tus sueños o pesadillas y a tí por contárnoslo.
Besos!!!!!y
Feliz Vida!!!!

C@rpe Diem said...

holaaaaaaaa ;;)) sigue precioso el blog!!
saluditos

lua said...

Te quería mandar algo súper especial para esta Navidad, pero tuve un problema... ¿Cómo envuelves un abrazo y un besote?

Dark kisses

Bohemia said...

Son leeciones de vida, creo que como describes el comportamiento de tu padre es excelente...Salu2

Freyja said...

gracias a ti tambien por compartir el dia a dia y los sentimientos de Navidad
un abrazo


besos y sueños

Phases Moon said...

NADA COMO UNA COCA COLA...se nota que Poli le tiene mucho amor a Alerón

Perl Oui c'est moi said...

Que sensaciones, el miedo infantil. Y la enorme imaginación de los niños.
Genial tu blog. Me gusta.
Besos

Alea jacta est said...

me encantó tu historia.

Feliz navidad y un feliz año nuevo!!!

David Saä Viccenzo said...

Encantador, cuídate mucho por favor, hazlo....Me haces, nos haces falta.

Atcharya said...

FELIZ NAVIDAD POLICARPIO Y DINO... y que el año entrante puedas darte una vueltecita por Chilito, te gustaré y a Policarpio también, además la Fidelia lo quiere conocer!!!!

(º¿º( Policarpio (·¿·( Dino

Leyla said...

Que la paz y alegría reine en tu vida
Te mando un abrazo navideño a la distancia y mis mejores deseos

Besos

Ps. me he acordado de ti en mi post de saludo navideño
Ps2. Me gusto tu relato, me tuvo en suspenso

Mueveteclado said...

Como siempre, me encuentro con algo buenísimo en tu blog.
He pasado a saludarte, a desearte feliz navidad.

William said...

Me gusto mucho, me hizo recordar el terror que significaba para mi recorrer elcamino al baño tods las noches ^^
Que tiempo aquellos...

Un saludo.

koalitta said...

FELIZ NAVIDAD! y los mejores deseos para el año que se viene...

Un abrazo
Koalitta

Veronika' s World said...

SALUDOS NAVIDEÑOS, QUE TODOS TUS DESEOS Y PROYECTOS SE REALICEN Y QUE EL 2006 LLEGUE COLMADO DE COSAS BUENAS.

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO 2006!!!!

Sereia said...

Feliz Navidad desde la profundidad del océano de esta sirena capoirista. Y mucha mucha felicidad para el año que entra...confío en que nos sigas entretenimiento con tus maravillosos relatos

Princesa said...

Paso por aqui para dejarte un beso y un abrazo de Feliz Navidad.
Nos vemos :)

felicienta said...

____________________♥ Paz
___________________♥ Unión
__________________♥ Alegrias
_________________♥ Esperanzas
________________♥ Amor__éxitos
_______________♥ Realizacion Luz
______________♥ Respeto___armonia
_____________♥ Salud___solidaridad
____________♥Felicidades___Humildad


__♥ ♥ FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO__ 2006 ♥ ♥

que estes bien *

claudita said...

Dinobat:
Sólo pasaba por tu blog a desearte una muy feliz navidad junto a los que quieres, que el viejito pascuero se porte bien contigo... tb darte las gracias por las visitas a mi blog, y bueno, un extracto de bendiciones irlandesas, mi humilde regalito navideño...

Bendiciones Irlandesas

Que el camino salga a tu encuentro
Que el viento siempre esté detrás de ti
Y la lluvia caiga suave sobre tus campos.
Que vivas por el tiempo que tú quieras,
Y que nunca quieras vivir tanto como vives.
Recuerda siempre olvidar
A los amigos que resultaron falsos.
Pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron contigo.
Que el día más triste de tu futuro
No sea peor que el día más feliz de tu pasado.
Que siempre tengas palabras cálidas en un frío anochecer,
Una luna llena en una noche oscura
Y que el camino siempre se abra a tu puerta.
Que vivas cien años,Con un año extra para arrepentirte!
Que tus vecinos te respeten,
Los problemas te abandonen,
y los ángeles te protejan,
Que la buena suerte te persiga,
Y cada día y cada noche.
Muros contra el viento,
Y un techo para la lluvia,
Y bebidas junto a la fogata,
Risas para consolarte
Y aquellos a quienes amas cerca de ti,
Y todo lo que tu corazón desee!
Que el infortunio sea pobre, rico en bendiciones
.Que no conozcas nada más que la felicidad
Desde este día en adelante.

Felicidades!

Xenius said...

Que tengas una muy feliz NAvidad.

Que la pases super bien en estas fiestas.


Sl2.


Y...JO JO JO. FELIZ NAVIDAD¡¡¡



PS: Te leo siempre.

SW!SW@SW#S said...

Feliz Navidad, panitasssss!!!

Mila said...

besos!

Alfred Welsh said...

Lo primero: ¡Feliz Navidad!
Lo segundo y no menos importante: me encantan tus relatos y pese a que lo mío sea la poesía me ha parecido más que necesario añadir tu blog en mi lista de links de mi blog de poemas.
Espero que te parezca un original regalo de navidad :)
Un cordial saludo, A. W:

Maria Isabel said...

La Presidenta del club de fans de Policarpio te manda sus mejores deseos para esta navidad y año nuevo.
Tarde pero seguro, disculpame el abandono pero tenia mucho trabajo.
Aleron sin duda estaba destinado a acompañar a un super heroe porq el tambien era un heroe canino
FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO!! a ti y todos tus lectores.
besos y abrazos

Lolita said...

Un saludo al fin, y es que hasta ahora puedo darme de nuevo una vuelta..
Gran relato. No volveré a tomar Coca Cola en las noches...
Saludos

manuel said...

Muy bonito relato.
Saludos y felicidades

JTô said...

Felices fiestas y lo mejor para el año que viene.

Vuelves a superarte, esta historia me ha encantado, y creo que es buena lección para niños con miedos y para padres que hayan olvidado su propia infancia.

Sin duda, Alerón fue el héroe que hizo que Poli llegase a convertirse en el super-héroe que es ahora, ¿no? Era gran danés arlequín, ¿verdad? Yo tengo uno. Es un perro maravilloso.

camila said...

me gusto lo que leí :)
felices fiestas!

Cristibel said...

De niña escuchaba las voces de mis padres discutiendo..., en sueños... Tenía pesadillas frecuentemente, pero también volaba.

¡Que pases una feliz navidad! ¡Que realices tus objetivos el año que está por venir! ¡Y enfiestáte estos días que quedan! ;)

Ceci said...

Excelente!!!!!

Nada más que agregar a la lista de elogios desplegados.

Te seguiré visitando.

francis said...

Hermoso cuento, me recordó los miedos y los cucos de mi infancia,
eres un gran escritor, te felicito.
¡Que tengas lindas fiestas de fin de año!
Cariños

Buttercup 20 said...

Hoy me pierdo por aquí poseída por el espíritu navideño para desearte un nuevo año estupendo.

Yo celebraré los 6 meses que cumple Buttercup brindando por todos aquellos que compartieron alguna vez mis paranoias mentales.

Muac!

naty menstrual said...

gracias por escribir despues veo con atenciontu blog mi mail es natymenstrual@yahoo.com.ar

Osita Punk! said...

Hey! muy buena historia, excelente.

reinita neurotica said...

qué grosso blog! me encantó. ¿Vos escribís solo? Sos un capo.
besos, y felicitaciones desde Buenos Aires marureinitaneurótica

metaforica said...

excelente relato, aprovecho esta incursion para desearte un prospero año nuevo... y feliz navidad con algo de atraso..
besos

Ga said...

Muy buen relato
Felices Fiestas!!
Besos

Reingeniado said...

El que nace con el don, no necesita esfuerzo para demostrarlo, éxito.

FELIZ AÑO 2006

la witch said...

YYYaaaaa noooo vvveeeeooo niiii soommmbrraasss aaahhooorrra miiisssmmooo!!!!"hic"(uuuyyy,peeerrrdddonn)

Anonymous said...

Coño,
Feliz año!!!!!

--Ceshire

Marcos Legaspi said...

feliz año 2006!!!

femme fatale said...

Chico!!Acabo de descubrir tu blog gracias a tu visita, asi que aprovecho para decirte FELIZ AÑOOOO!! un beso

Inde said...

queeeeeeee!!!!!! eres increible, es la primera vez que veo tu planeta, hiciste que me sintiera orgullosa de tanto talento nacional, a pesar de que no te conozco. que dicha llegar aqui.
te felicito y feliz año

Cristalito said...

Sombras, sueño y coca cola, que mas se puede pedir? Dejo saludos especiales :)

punkserastu said...

Revisando post pasados en mi blog me encuentro con un comentario tuyo... no tengo idea por qué no pasé por acá a ver qué encontraba, lo siento por mí... Ahora después de leer acá este post "Sombras" y "Duendes" el anterior, simplemente llegué a la conclusión de que deberías pedirle patrocinio a la Coca-Cola :)

Estupendo, me alegra por ti (por el talento)y por los que hemos leído. Fino.

Atcharya said...

Hooooola Dino... tú amada, la Fideliada, después de lanzar un tremebudo fuego de artificio...Mmmmm, anda a verla mejor, necesita de tú incondicional consuelo.

Saludos pirotécnicos

la witch said...

Jod...!!!!Aquí se han ido de vacaciones incluso las sombras!!!!;)

Atcharya said...

Dino: ( dios creador del Plito, "éste mensajito es para Poli")

Fidelia o Botafogo, como quieras llamarla después del mesajito en su cel. Me dijo que te dijera, que ahora tú, tutututut, tutson, debes continuar la historia desde donde, su diosa, Atcharya su creadora, la dejó.

Ahí está la Fide Fide con guía de iluminación en mano, leyendo y esperando a su gran Policarpio.

Invitala a tomarse un Coca Cola
Light!!!!!! LIGHT, pa que se mantenga flaquita, me imagino Policarpio, "no la querrás convertida en una bola bota fuego"........... "Espero, disfruten del espectáculo pirotécnico" PERO, pero, pero peeeeero, cuidado incauto Policarpio o serás nefastamente chamuscado!!!!!!!!

Atcharya

Kix said...

Pero pues cómo voy a opinar si no has posteado nada nuevo? :-O

• Surprise me • said...

:O!!

Soy La numero 61 !!
xD Wuau.

Ta Lindo.
creo que ya te han dicho todo :P
cuidese

. S i L e n c e .

de nuevo yo said...

bueno hacia dias no pasaba por aca policarpio pero bueno men feliz año y mijo que siga construyendo mundo jeje mijo un saludo parce y ya sabe no se cuide por que pasa malo papa

gabriela said...

uys .. la coca cola no me gusta, pero si me gusta mucho el relato que acabo de leer.

Un abrazo

La Gata Francia said...

Muy hermoso de veras. Esperamos posts nuevos con el favor de dios y del viaducto. Saludos y feliz año.

arandanitamolkette said...

así que tú eres parte de la belleza de este mundo? =) ya veo

Julio César said...

Póngase las pilas, mi buen Dinobat!!, ya el público está ansioso y usted de gandalla, no se vale!

Ja, ja, yo apenas voy de inicio con otro, ahí te das un rol a leer.

Chidísima historia, por cierto, no es para menos, maestrazo.

stultorum said...

Este relato me gustó mucho.

Muy bueno.

Quien no miró fantasmas y mounstros cuando niño?.

Yayis said...

MUY MUY MUY REQUETEBUENO! Me saco las lagrimas de los ojos de tanto reirme jajaja! el tio "encabronado" JAJAJAJA XD

Sos un escritor estupendo. Espero poder tener algun dia el gusto de platicar con vos.

iaia-momo

Proteus said...

Buen relato, me hizo recordar muchas cosas.
Saludos

inma said...

Sin duda el efecto terapéutico que ejerció aquel perrito fué loable... librándote de los miedos nocturnos y acompañándote en tus excursiones...Genial regalo de tu padre.
Y una vez conocido el antídoto..temblad monstruos y monstruas...

Besitos..pícaros.

wicked_kitty said...

Awesomeeee!!! =) you're talented

Ceshire_andromeda said...

"comprobé que la vida se vive un momento, un salto, un brinco, el tiempo paré. Al entrar a mi cuarto otro monstruo enfrenté..."

Este es un cuento realmente conmovedor. Disfruté mucho la rima dentro de la prosa. Es digno de un libro de cuentos.

Se me ocurre que esta aventura te pertenece a ti y no a Policarpio. No se lo cuento a nadie si tu no cuentas que yo combatía contra el Chapulín Colorado. (Claro que el Chapulín que yo veía era amarillo)
shhhh...