Thursday, December 15, 2005

Tonterías

Estaba sentado en su gran sillón, entre nubes y destellos, algunas notas musicales hacían el ambiente, la barba colgaba sobre su pecho, la túnica impecable le protegía del viento, escribía con pasión, líneas y líneas, párrafos gigantes, en un papel que nunca termina. Sus ojos inspirados brillaban, de vez en cuando murmuraba algún comentario para si mismo, miraba al infinito, sorbía de una taza celestial, bajaba la mirada, su pluma ágil y eterna llenaba de tinta el universo, letras, palabras, frases, oraciones, todas en conjunto marcaban el compás que hemos de seguir, el baile que hemos de bailar. De pronto sintió un golpe, dos seres alados jugueteaban y chocaron, la pluma se movió, la tinta una vida manchó, así escrito quedó.

El olor a tierra húmeda penetraba sus fosas nasales, recorría su interior y llegaba al estómago en donde podía recordar que llevaba días sin comer. Una rata quizás, un pedazo de alguna hoja desconocida o simplemente alimentarse con el sueño de aquellos días pasados. Sintió la bota gigante en su espalda, la misma lo aprisionaba contra el suelo, sus ojos veían el mundo de manera horizontal, un lenguaje desconocido para él, escuchaba gritos que le hacían entender que el final estaba cerca, el dolor se había ido, no era más que un deseo reprimido.

La espera se hace eterna, que lo acaben de hacer, pedía a gritos silenciosos su agobiada mente. Raúl Marcano Díaz, vió sus primeros rayos de luz en el valle, las faldas de la montaña lo arrullaron desde pequeño, como todos creció, dio ese paso hacia ese mundo que todos desean pero que una vez en el detestan a muerte. Una graduación, otra más, una vida normal, una novia a quien querer, el orgullo de sus padres, una senda que seguir, el camino es largo pero firme, con pasos seguros el rumbo estaba corregido, una boda, una casa, un trabajo y unos hijos, la felicidad en la puerta pero el no sabía que la misma estaba abierta.

Todas las mañanas salía a su trabajo, confiado, tranquilo, exitoso, el ejemplo de aquel que es, un beso en la frente a cada hijo, uno a Lolita en su comisura labial, feliz andaba por las calles, los saludos de rigor, el sentarse en su silla, dos llamadas, tres llamadas, una pantalla que controlaba a precisión, una charla sin sentido, un almuerzo de negocios. De vuelta al lugar, el trabajo es esencial, conversaciones para quemar el tiempo, una mirada por la ventana, una llamada de seguridad, viendo aquellas fotos como se puede sentir la soledad, la esperanza de la noche, del final de la jornada, llegar a casa, la cena servida que más puede pedirse.

La luz siempre sale por el Este, nuevamente a la rutina de este andar tan clandestino, el rito cumplido, tranquilo y sereno, camino de siempre, camino o destino. Llamó a Lolita, la contestadora del celular lo recibió fríamente, "Hola te has comunicado con Lolita, en este momento no te puedo atender, por favor deja tu mensaje y te devolveré la llamada lo antes posible", "Hola Loli, nada solo llamaba para saludar, tu sabes tonterías mías, un beso, nos vemos luego". La duda sembrada, es peor que la nada, desconfianza a granel, es solo su mente jugándole tretas, estará en el gimnasio, automercado, llevando a los niños o simplemente viviendo su vida.

Raúl continuó con su mañana normal, con dudas, pero normal al fin, al mediodía volvió a llamar, la voz de su esposa al otro lado confirmó que solo era su mente, que no era más que un demente, "este trabajo me va a matar, hasta me ha puesto a dudar", se dijo Raúl, la tarde serena ahoga las penas, pasó por la floristería y rosas compró, a su amada la sorprendió, risas y juegos, no causan revuelo, la mesa servida, los niños corrían, miradas auténticas de esas que hablan, y luego a rendir lo que se debe exigir.

Los días pasaron, la vida es así, son días que pasan, que el viento se lleva, no es larga la espera, es solo un suspiro, por esto Raúl encontró a lo que vino. Se detuvo en una panadería, compró algunas cosas que hacían falta en la casa, recordó que los niños se habían ido ese fin de semana a casa de la abuela. El momento perfecto, detalles intactos, cumpliendo su deber, hay cosas que hay que hacer. Llegó a su casa, silente y contento, una nueva rutina quemó unos minutos, subió sigiloso las escaleras, el corazón latía con ritmo veloz, llevaba en la mano una botella bien fría y adentro la emoción de un chiquillo.

Abrió la puerta del dormitorio, "mi amor, aquí estoy", sus palabras se perdieron, murieron opacadas por gritos de aquellos, Lolita y su amigo disfrutaban del ritmo, Raúl sorprendido lloraba por dentro. "Raúl que haces tu aquí?, demandó Lolita, "no ibas a trabajar hasta tarde?, las palabras hay veces no pueden salir, se quedan trabadas en nuestro sentir, soltó la botella rompiendo en el piso, salió de esa casa para nunca volver, el pasado es penoso, es pasado pisado, recuerdos, olores, voces, lugares, situaciones, nos siguen de cerca, la vida es un viaje dirían algunos, destino implacable comentan los sabios, Raúl no entendía por qué tanto agravio.

Deambuló en su existencia, con mucha paciencia, a casa de nuevo, sus padres albergan, preguntas sin respuestas, noches en vela, conversaciones circundantes, volviendo a lo mismo, "eso es terrorismo" gritaba el padre "que dices Antonio?, gritaba la madre, Raúl en el medio sufría en silencio, que sabían este par de viejos de dolores internos. Renuncia al trabajo, el andar es borroso, no quiere salir no puede vivir, le falta el oxígeno que era Lolita, todavía no aprendemos que somos humanos, por eso fallamos, respiramos por otro, error muy costoso.

Sin nada que perder, sin nada que hacer, oscuros rincones que matan pasiones, venganza soluble, las opciones se cierran, el dolor hace mella, Raúl desespera, valor recupera, se lanza a los montes sin mucho reproche. Algunos amigos estaban metidos, de un tiempo atrás, un grupo misterio, unido y con rabia se echó a pelear es que nadie sabía que en el país una guerra estaba por comenzar. La tranquilidad puede ser desesperante, así se hacen los caminantes, hay héroes desconocidos, nunca retribuidos, su historia interesa si sale a la luz, sino un nombre grabado en la piedra, es que esta vida es dura y traviesa.

Las guerras son tontas, la verdad no lo se, pregunten o callen, si quieren debatan, a mi la verdad me parece una lata, Raúl combatió, peleó y sufrió, sin nunca olvidar su triste caminar, pasado tenemos, pasado llevamos, es solo una carga que sigue los pasos, en muchos retazos, podemos contar historias de hombres que solo soñaban a la par. Fueron duros los años, no pasan en vano, recuerdos impresos, te doblan las manos, un muerto en vida, transeúnte per se, el hombre ideal para la misión final, de todas maneras que importa perder a la momia Raúl que no sabe ni quien es él.

El dolor sin remedio se hace mayor, el crece y crece y no tiene mentor, se sufre de día, de noche también, recursos negados te han atrapado, puedes seguir, es cierto, es verdad, pero nunca, más nunca serás lo que fuiste, error del pasado te cubre por siempre, error, que error? si solo sufriste. Lanzado al ataque cumplió su deber, el hombre sin alma ese mismo era él, hastiado de todo se sentó a silbar una canción que de niño solía cantar, la luna iluminaba las verdes montañas, la soledad hacía presa a cualquier alimaña, el frío de un rifle en la nuca lo hizo temblar, es que esta vez Raúl no podrás escapar.

"Hazlo, hazlo ya" pedía Raúl, la bota encima buscaba razones, acabar con la vida no tiene perdón, concepto humano, impuesto por quien?, es solo que a veces entender tranquiliza, el ruido detonante caló en sus oídos, la bota asustada gritaba sin más, un ruido mas sordo atravesó sus sentidos, la bala, la vida, es una desgracia.

Afuera de si, veía el espectáculo, su cuerpo yacía inerte y sangrando, Raúl, caminando se fue acercando a la línea muy fina entre el estar y el no estar, no podía pensar, su mente librada, de todo dolor, simplemente se escapaba, enfrente de él estaba sentado, pidiendo disculpas por el manchón en su vida, errores hacemos, aquí y allá, no me pregunten porque lo sé, pero es la pura verdad…

38 comments:

Taxidermista said...

"un muerto en vida, transeúnte per se, el hombre ideal para la misión final, de todas maneras que importa perder a la momia Raúl que no sabe ni quien es él."

Ese Raul es de los mios. Gran Post Dinobat...

la witch said...

Duele más el desengaño que el engaño pero nunca merece una vida.

la witch said...

Por cierto,donde esta Poli?Yo es que en este planeta a veces me pierdo.
¿No podia ir él en ayuda de Raul?

Lost in Translation said...

tu blog esta muy bien. Te mando un saludo y un beso!

··¢яišτiиล·· said...

Hola Dinobat, gracias por tu comentario. Si mi blog está chévere, el tuyo está cojonudo (como decimos aquí). Mil enhorabuenas.

*vane* said...

Un engaño... es crecimiento, es dolor... es fortaleza... es condición.
Creo en los amores faciles, en los amores eternos, tb. los hay platonicos pero existen los "amores de la vida" que duelen y dejan su herida.
Muy bueno...
Cuidate

felicienta said...

::::. esta super bueno el escrito hoy !!! te felicito :) :::::

----------> un abrazo
C-YA!

Maria Isabel said...

Coñoooo que INTENSO!!!
Demasiada Coca-Cola Dino te digo que es demasiada.....

Tastavins said...

Convertir una traición en ideal para morir no es buena cosa... pero tu texto sí :)
Salu2!

Beak Nahual said...

Hace mucho que no pasa por aqui, por lo visto has estado ocupado! Y como encuentro tantas cosas y yo con visita de doctor, pero luego leeré alguna de esas historias tan interesantes ¿Va?

Gosu Geek!

Ya sabes quien solo que me estoy encontrando!

Adamea said...

Gracias por tu comentario,
Qué bueno escribir, ahora no tengo tiempo de leerlo, lo haré en cuanto pueda, carai qué desayunas?

Bohemia said...

Wow no me ha dejado indiferente tu cuento...

Y...

Eso me gusta....

Saludos!

Mueveteclado said...

Muy bueno!!!!!!. Me dió mucha pena el pobre Raúl, pero realmente la historia es atrapante.
Felicitaciones.

Steinberg said...

Linda historia. Hacé un libro con los cuentos!
Steinberg

williepooh said...

Buen cuento, buen blog....
Saludos!

chesa said...

Bonita historia, como decimos por aquí por mi tierra... QUE ARTE....
Un beso.

JTô said...

Llevaba tiempo sin pasarme, y necesitaré unos días para ponerme al día. De momento, este último texto me ha fascinado: la técnica narrativa con introducción celestial, el flash-back central, el ritmo a pedazos narrativos y otros cantables, que no sé si lo hacen más fácil de leer o más difícil... Y por supuesto, lo reflexivo de la historia, como varias de las tuyas, en torno a la vida, el amor y la muerte y sus sentidos. En fin, que me ha gustado.

Jacinta said...

Gracias por la visita... me gustó mucho tu blog, sobre todo el nombre... yo escribí algo llamado "Planeta Azul", así que me sorprendió llegar acá y encontrarme con esto...
Estaré visitando...

Sthefanie Herold said...

gracias x tu comentario en mi blog.. me gusto mucho tu post .. tiene de lo tuyo..como da vueltas la vida no?.. bueno cuidate ..
muy buen post!
aiOoz.*

STiRER said...

Raulito, raulito

Paty said...

uyy que drama verdad? No soy de las que mueren por amor, el amor es vida!!!

saludos y ya ves, de nuevo por aqui!!

cintya said...

gracias por tu comentario y tienes razon...
buen fin de semana...
saluditos

Cristibel said...

"respiramos por otro, error muy costoso"

Cierto, cuando recuperas "tu vida", resulta que no tienes nada. Al carajo, todo. En fin, es una quien se engaña.

¿Muertos en vida? He visto varios. La mayoría no se dan cuenta que lo están.

Te agregué a mis links. Excelente blog.

Mila said...

es cuando uno se pregunta si ha valido la pena...

Moraleja: Nunca llegues a casa antes de la hora

• Surprise me • said...

HooLas!

Linda historia.

No me agradan
los borrones
los manchones
los errores.
inutil es tratar de esquivarlos
siempre te atrapan
tarde o temprano.

Saludos.
y besitos :D


. S i L e n c e .

Ga said...

Clap, clap...
Muy bueno lo suyo.
Besos

Lili said...

gracias por el "insight" (traduceme) de mi blog. Y tienes razon AGGGGGGGGGGGGGGGGGHHH!!!!:)
Por otra parte debo volver al tuyo, quizas despues cuando recobre el sueño de anoche. Explicame lo del no poderte dar el lujo

Psiconauta said...

hola! no pudiste ver el sitio de Minneapolis?? lo siento...tengo a todo mi equipo tecnico trabajando en ello

hhahahaa, seria espectacular si tuviera uno :P

xiao mei said...

la vida esta llena de desengaños en todos los aspectos, si no podemos reponernos entonces somo muertos por lo menos en el alma, no hay mucha diferencia si la persona respira o no.

saludos.

Cristalito said...

Si, definitivo, un engaño es lo peor... dejo saludos decembrinos...

karo said...

Me agrado lo ke lei. ^^

/dolor/

saludos!!

William said...

Me encanto... es tan real...
Realmente valio la pena linkearte

Maldito Duende said...

BRILLANTE. EXCELENTE RELATO. Es gratificante encontrarse con letras tan bien colocadas.
ABRAZO

ERDRICK GOUNIER said...

TANTO COMENTARIO ME HA COHIBIDO, ASÍ QUE POR EL MOMENTO SÓLO DIRÉ:
SALUDOS!!

XD

moi said...

hola...

ta buena la historia...

y sí, creo que seguiré tu consejo hoy bailo y mañana preguntaré, jaa

saludos!

noemi said...

Morajela: cuando pongas el cuerno, ponte vivo.a

Ceshire_andromeda said...

wow Jacobín, este cuento me asombra, muy diferente a lo que escribes regularmente. Un estilo menos alvarezguedesco. Ni una sólo palabrota. Además nos dejas en rima la sátira de un suicida con chivo expiatorio y a todas estas Dios tiene la culpa. Me encantó. Sobretodo el primer párrafo. La idea de que todo está escrito. Dios como un gran escritor. Ciniquillo, un beso y un abrazo navideño.

Joaquín Hernández Mena said...

Me gusta su blog. Le deseo éxito
Desde Cuba le saludo.

Joaquín